Poemas Navideños

admin 10/02/2011
Diciembre, Literatura, Navidad

Los poemas son obras escritas en versos donde se exaltan los sentimientos y emociones del autor. La navidad es una época de inspiración para muchos, y hoy nosotros te presentamos una selección de cuatro hermosos poemas navideños.

grey Poemas Navideños

Estos poemas nos hará recordar lo bonito y mágico de la navidad, del amor y la esperanza y sobretodo la llegada del niño Dios.

NOCHE BUENA

Pastores y pastoras,
abierto está el edén.
¿No oís voces sonoras?
Jesús nació en Belén.

La luz del cielo baja,
el Cristo nació ya,
y en un nido de paja
cual pajarillo está.

El niño está friolento.
¡Oh noble buey,
arropa con tu aliento
al Niño Rey!

Los cantos y los vuelos
invaden la extensión,
y están de fiesta cielos
y tierra… y corazón.

Resuenan voces puras
que cantan en tropel:
Hosanna en las alturas
al Justo de Israel!

¡Pastores, en bandada
venid, venid,
a ver la anunciada

¿QUÉ ES NAVIDAD?

Es amor. Es esperanza. Es fe.
Es alegría.
Es principio de Redención.
Es una etapa de nuestra historia de Salvación.
Es encuentro con Cristo, Niño.
Es conversión y renovación.
Es paz interior.
Es vida nueva.
Es camino que se abre para el tiempo
y para la eternidad.
Es verdad que se alimenta del Amor.
Es vida que fructifica y madura,
sin dejar de nacer siempre.

ROMANCE DEL NACIMIENTO

Ya que era llegado el tiempo
en que de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía,

abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre
en su pesebre ponía,

entre unos animales
que a la sazón allí había,
los hombres decían cantares,
los ángeles melodía,

festejando el desposorio
que entre tales dos había,
pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía,

que eran joyas que la esposa
al desposorio traía,
y la Madre estaba en pasmo
de que tal trueque veía:

el llanto del hombre en Dios,
y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro
tan ajeno ser solía.

GLORIA A DIOS

Callaba la noche…
el campo dormía…
y en la cuadra humilde
su madre María,
pasmada de amor,
lloraba y decía:

¡Es Hijo de Dios!
Este Hijito tierno,
dormido en la paja,
es el Dios Eterno
que a la tierra baja…

También nuestras almas,
pasmadas de amor,
le adoran y hoy cantan

¡Es Hijo de Dios!

Llegaron buscando:
  1. versos navideños

  2. poemas navideñas

  3. poemas navideños bonitos

  4. poemas navideños

  5. poema navideño

1Deja tu comentario

Un Comentario en Poemas Navideños